Libros

RESEÑA – “Llámame por tu Nombre”

¡Buenas tardes, estimados lectores! Sigo con las reseñas atrasadas, que para la finalidad de mantener el blog actualizado viene más que bien. En el caso de hoy, un libro que leí con bastante hype, y que lamentablemente no fue lo que esperaba.

Como siempre, vamos a poner un poco de música para hacer la lectura más entretenida; abran el link, suban el volumen.
Comenzamos.

FICHA TÉCNICA

  • Título: Llámame por tu Nombre.
  • Autor: André Aciman.
  • Editorial: Alfaguara.
  • Páginas: 280.
  • ISBN: 9789585428690.

SINOPSIS: En una localidad de la costa de Italia, durante la década de los ochenta, la familia de Elio instauró la tradición de recibir en el verano a estudiantes o creadores jóvenes que, a cambio de alojamiento, ayudaran al cabeza de familia, catedrático, en sus compromisos culturales.
Oliver es el elegido este verano, un joven escritor norteamericano que pronto excita la imaginación de Elio. Durante las siguientes semanas, los impulsos ocultos de obsesión y miedo, fascinación y deseo intensificarán su pasión.

Aviso de antemano que en la reseña hablaré de mi forma de ver a los personajes, contando un poco de la historia, pero haciendo hincapié en mi percepción de los sucesos. No voy a censurar los spoilers, así que tengan cuidadoLa reseña es SUBJETIVA y no busco ninguna clase de confrontación por mis opiniones. Alerta permanente.

Sinceramente, no sé por dónde empezar a escribir esta reseña. 

Nuestros protagonistas poseen personalidades extremadamente diferentes entre sí, que se complementan, en el clásico juego de “los opuestos que se atraen”: Elio es un adolescente intelectual imposible que recae en la necesidad emocional enfermiza y que actúa constantemente de un modo que roza el morbo. Su vida parece ponerse a colores desde la llegada de Oliver, como si todos los años transcurridos antes de él simplemente no hubiesen existido. De repente comienza a comprender todo lo que sucede en su interior, sólo porque ha encontrado en Oliver a su contraparte, a alguien que a través de sus “diálogos” (y son muy pocos, sinceramente) lo hace descubrir un mundo nuevo en el cual él puede existir y pertenecer. A su vez, Oliver alimenta esa fantasía, ese juego entre ambos, echando leña al fuego para que Elio permanezca constantemente embelesado por él, y aunque tienen sus momentos de “crisis”, ambos obtienen lo que están buscando.

Sí, comprendo la sensación de deslumbramiento, pero no comparto el nivel enfermizo de obsesión que Elio sentía hacia Oliver, una obsesión que mantuvo por más de veinte años, haciendo que los recuerdos sean más importantes que la existencia misma y el ahora.

La escritura se basa más en la construcción de la atmósfera que en la verdadera acción. Todo está centrado en las emociones de Elio, en la intensidad de lo que pasa por su mente y por su cuerpo, aunque las descripciones sobre el espacio físico son agradables y descriptivas. 

No creo que la relación de ellos sea de amor. No veo en Oliver ningún rasgo de afecto sincero, ni en Elio algo que diste de la obsesión. De hecho, llegué a sentirme algo asqueada con algunas descripciones y pasajes, y muy preocupada por la violencia con la que se narran ciertas fantasías o pensamientos de Elio:

Además, tenemos la bendita escena del melocotón, de la cual no voy a hablar para no hacer spoilers a quienes quieran leer el libro, y a la cual simplemente resumiré en una palabra: asco

Por otro lado, tiene una descripción de escenarios muy bella; pinta ambientes bucólicos de forma amena y envolvente. En un guiño al romanticismo como movimiento literario, el autor prioriza el espacio natural para dar contexto a los sentimientos, y sus protagonistas son seres iluminados que a su vez viven atormentados por sus emociones. Aquí dejo un extracto que si bien es muy sencillo acarrea un mensaje muy bonito y me pareció digno de destacar (pág 245)

—Mira —me interrumpió—. Tuviste una amistad preciosa. Quizá algo más que una simple amistad. Y te envidio. En mi situación, la mayoría de los padres tendrían la esperanza de que todo se disipase o rezarían para que su hijo pusiese los pies en la tierra cuanto antes. Pero yo no soy uno de esos padres. En tu situación, si hay sufrimiento, domínalo, y si queda alguna llama, no la apagues, no seas cruel. La ausencia puede ser algo terrible si nos mantiene despiertos toda la noche y ver cómo alguien nos olvida antes de lo que hubiésemos deseado no ayuda. Nos desprendemos de tantas cosas propias para poder curarnos lo más rápido posible que a la edad de treinta ya estamos en bancarrota y cada vez tenemos menos que ofrecer cuando empezamos una nueva relación con alguien. Sin embargo, no sentir nada por miedo a sentir algo es un desperdicio.

En resumen, debo admitir que esperaba muchísimo más y eso es culpa de las altas expectativas con las que inicié la lectura. No fue un libro para mí, pero (como digo siempre) aliento a que cada uno lo lea y saque sus propias conclusiones.

Y RECUERDEN: La reseña es SUBJETIVA y no busco ninguna clase de confrontación por mis opiniones.

PUNTAJE : ⋆⋆ / 5

Nos vemos en la próxima entrada.
No olviden seguir mi cuenta de Instagram haciendo click aquí.
Y si les gusta mi contenido, pueden apoyarme económicamente con un CAFECITO; es una “propina” simbólica de $50 que me ayuda a seguir comprando libros interesantes para reseñar en la cuenta.
Un abrazo, y como siempre, gracias por leer.

Lizz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s